¿Alguna vez has querido ser como alguien más?

¿Alguna vez has querido ser como alguien más?

No te compares ni trates de ser alguien que no eres. Cuando batalles con esos momentos y emociones solo recuerda que eres único, que tienes un propósito y mientras más conoces a tu Creador, más te conoces a ti mismo

La luz y la oscuridad

La luz y la oscuridad

Si chequeamos nuestra alma y reconocemos el cansancio interno que llevamos, busquemos lo que le da descanso: El respiro de Dios.

¿Con quién se queda el perro?

¿Con quién se queda el perro?

Si tu corazón determina el rumbo de tu vida, más vale que aún en momentos difíciles dejes que Dios lo repare y lo llene.

Mal Sabor

Mal Sabor

Talvez las cosas no han salido bien y estás viviendo una mala temporada, pero incluso en medio de la tempestad Dios te puede dar tu mayor victoria si tan solo decides no rendirte.

Estuve en el Mar de Galilea y no sentí nada

Estuve en el Mar de Galilea y no sentí nada

Creer que Dios está contigo es superior a sentir que está contigo. La fe que le agrada a Dios es aquella por la que crees que Él existe, no la que te provoca la necesidad de sentirlo para creerlo.

Ansiedad

Ansiedad

¿A quién le estas llevando tus preocupaciones? Dale gracias a Dios por todo lo que sí tienes y pídele lo que necesitas para dejar de estar preocupado; de esta forma experimentarás esa paz que ninguna pastilla, bebida o persona te pueden dar.

No me lavarás los pies jamás

No me lavarás los pies jamás

Tal vez hay aspectos en nuestra vida íntima que apestan, y parece ser que la mejor opción es dejarlos ocultos. La única salida real es dejar que el Maestro nos limpié.

En la confianza está el peligro

En la confianza está el peligro

¿Quieres confiar en alguien? Comparte con esa persona, habla con ella, conócela mejor, aprende que es capaz y cuáles son sus habilidades y necesidades.

Me recuerdas a mi

Me recuerdas a mi

La próxima vez que te encuentres juzgando a alguien, responde esto: “¿Me recuerda a mí?”, y la idea no es sentir culpa, sino otorgar misericordia.

Escondite

Escondite

Puede ser que lleves un buen tiempo jugando al escondite con Dios, pero llevas todas las de perder. ¡Él quiere estar contigo!

El día que pasé por mi desierto

El día que pasé por mi desierto

Dios puede transformar la duda y la incertidumbre de nuevo en paz y confianza, únicamente debes acercarte a Él y entregarle tu duda e inseguridad y creer en que Su palabra es verdad para ti también.

De mi vida te boté

De mi vida te boté

Entreguemos nuestra vida, sirvamos y demos todo lo que que tenemos de Dios a alguien más y veremos cómo Él nos volverá a llenar.

Tener más para dar más

Tener más para dar más

Construyamos un futuro juntos, demos esperanza a todos los que nos rodean. Permitamos que en todo lo que hagamos nuestra intención sea beneficiar a los demás.