El día que pasé por mi desierto

El día que pasé por mi desierto

Dios puede transformar la duda y la incertidumbre de nuevo en paz y confianza, únicamente debes acercarte a Él y entregarle tu duda e inseguridad y creer en que Su palabra es verdad para ti también.

De mi vida te boté

De mi vida te boté

Entreguemos nuestra vida, sirvamos y demos todo lo que que tenemos de Dios a alguien más y veremos cómo Él nos volverá a llenar.

Tener más para dar más

Tener más para dar más

Construyamos un futuro juntos, demos esperanza a todos los que nos rodean. Permitamos que en todo lo que hagamos nuestra intención sea beneficiar a los demás.

Ahora el frío no me detiene

Ahora el frío no me detiene

En la vida tendremos muchos retos que vencer, así que luchemos por aquellas cosas que valen la pena.

Lección de paintball

Lección de paintball

Si el dolor te nubla, la fe te guía, porque andamos por fe y no por vista.

Un día gris

Un día gris

No se que tan grande es la tormenta que estas viviendo, pero Jesús no es indiferente a tu problema y estoy seguro que actuará a tu favor.

Extraño a mi papá

Extraño a mi papá

Hoy te abro mi corazón y te digo: los momentos difíciles son la mejor oportunidad para creer.

Yo no encajo

Yo no encajo

Es mas importante escoger lo que a Dios le gusta, que quedar bien con los demás. 

 La muerte es mi solución

La muerte es mi solución

Si decidimos morir a nuestra voluntad y permitimos la Suya se cumpla, nuestra vida puede dar un giro inesperado.

El negocio de las almas

El negocio de las almas

¿Estás dispuesto a estar en el negocio de las almas? Pero, sobre todo, ¿estás dispuesto a trabajar como el dueño?

Si él puede, porque yo no

Si él puede, porque yo no

Atrevámonos a compararnos con nosotros mismos. Este hábito nos ayudará a formar gratitud, aprecio y bondad.

La expresión irreverente, quejabanza

La expresión irreverente, quejabanza

La solución no es quejarse, es proponer y actuar, servir con humildad y amor, y enfocarte en todo lo bueno que ya son, hacen o tienen.

Me juzgaron y no me conocían

Me juzgaron y no me conocían

Hoy podemos tomar la decisión ser parte de la solución: en lugar de juzgar a los demás y ser pierda de tropiezo, ser fuentes de bendición.

Supe qué regalarle

Supe qué regalarle

Cuanto más conozcas a Dios será más fácil será saber qué espera de ti, y así poder entregárselo.