Soy Che, toco guitarra en LEAD, y quiero contarles algo. A partir del 2015 iniciamos con el proyecto de hacer música. Desde el comienzo fue un reto, hemos tenido cambios, alegrías, tristezas, enojos, pero sobre todo, sueños y emociones. Tengo una memoria, y es la que nos sigue a todos en la banda. Cuando presentamos el proyecto a nuestro pastor Juan Diego, él nos dijo algo que marcó nuestra vida: "Lo de la música está buenísimo, pero por nada del mundo dejen de hacer discípulos".

Hemos escrito varias canciones, hemos tenido la oportunidad de viajar a varias ciudades y hacer conciertos, hemos cantado con nuestra gente en casa, Casa de Dios y sábado a sábado en Lead, pero nada de eso se compara con el hecho de hacer discípulos y alcanzar gente para Jesús. Ver cómo personas son transformadas tomando la decisión de seguir a Jesús, es lo que verdaderamente importa, y es a lo que fuimos llamados.

Los escenarios, las luces, el humo, la gente, atrae mucho; pero nuestra oración está todo el tiempo en que Dios nos mantenga enfocados en lo que verdaderamente importa: la gente. Hoy quiero llegar a tu corazón, y preguntar: ¿qué estás haciendo para compartir de Jesús? ¿Qué acciones haces para que las personas conozcan de Su amor?  Si eres parte de un Bonding Group, o solo asistes los sábados a nuestras reuniones, te invito a que seas parte del proceso y decidas compartir a otros de Jesús.

Lo que Él ha traído a mi vida es tan bueno que en mi corazón hay un anhelo muy grande para que más personas lo conozcan. Hoy, nuestra prioridad es la gente, y todos en la banda tenemos como mayor responsabilidad ser parte de El Modelo de Jesús. Todo esto implica desgastarnos, dar más de nuestro tiempo, esfuerzo, sacrificios, entregar más de lo que nos piden; pero hay algo gratificante: ver vidas transformadas por el amor de Jesús.

Te invito a que te animés a desgastarte por alguien más, y dar tu vida por servir a otros. Estoy seguro que los frutos que hoy vemos con la banda han sido a causa de enfocarnos en la gente, a lo que fuimos llamados. Mi papá siempre me decía algo que quiero transmitirte "Encárgate de las cosas de Dios, y verás como Él se va a encargar de las tuyas". Estoy seguro que no pudimos tomado mejor decisión que decirle a Dios "Heme aquí".

Por: Che Alvizuris