Muchas veces estas preguntas daban vueltas en mi cabeza: ¿cómo encuentro a la persona que va a pasar el resto de su vida a mi lado? ¿Será que está en otro país? ¿Será que se encuentra en mi iglesia? (espero que si) ¿Será que ya nos conocemos? ¿Será que ya lo tengo en Facebook? ¿Será que se despierta solo con un calcetín?  Creo que el mundo es demasiado grande para buscarlo en todos los rincones, por eso te diré que la mejor forma de encontrar al amor de tu vida es dejando de buscar. Con esto no quiero decir que este mal conocer personas, solo quiero decir que no te afanes en la búsqueda.

Por mucho tiempo estuve buscando versículos que digan qué cosas debemos buscar en una pareja o cómo debemos buscarla, pero no encontré ninguno.  Lo que si encontré fueron versículos sobre lo interesado que está Dios en satisfacer todas nuestras necesidades y que Él las conoce mucho mejor que nosotros mismos. Sé que Dios está preparándote a ti y a tu pareja para ser ayuda idónea mutuamente.

La clave para encontrar a tu pareja es obedecer a Dios en todo.  En Génesis 2, Dios le pidió al hombre que labrará y guardará el huerto, luego en el versículo 18 Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo. Haré una ayuda ideal para él.” ¿Qué había hecho Adán para merecer esto? Únicamente trabajar en el huerto, lo que Dios le había pedido y en el proceso de su obediencia, Dios suplió su necesidad.  

Estoy convencida que Dios está bastante interesado en proveernos y cumplir los deseos de nuestro corazón, pero a veces por querer suplir nuestra necesidad de estar con alguien, tomamos decisiones apresuradas y salimos lastimados, mientras que el ejemplo de Adán nos habla que si obedecemos a Dios, Él es quien se encargará de suplir nuestras necesidades por nosotros.

La obediencia es muy importante para Dios, por eso debes pregúntate: ¿Qué tanto estas enfocando tu tiempo y energía en obedecer a Dios? Porque probablemente muchas de las bendiciones que quieres en tu vida, solo llegarán cuando tu enfoque este en el lugar correcto. Mateo 6:33 respalda esto cuando dice Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten. “

La obediencia es la semilla que mejores frutos puede producir en nuestra vida, te los aseguro.

Escrito por: Liza Alvarez