La vida con Jesús se disfruta, siendo amado por Él, para amarlo a Él ya las personas.